Siéntete como en casa

Hotel de gestión familiar y trato cercano

Hola! Somos Lluis y Sonia, de Platja d’Aro, y podemos decirte que nos encanta la Costa Brava! …

Des de siempre nos hemos dedicado al trato con las personas, venidas de todos los rincones del mundo… porque nos gusta! Nuestra profesión se ha convertido en nuestra gran pasión!

Somos cercanos, extrovertidos y cordiales, igual que todas las personas que conforman el staff del Bell Repòs. Los seleccionamos muy cuidadosamente y estamos muy orgullosos de ellos. Juntos trabajamos a gusto y nos encanta compartir con nuestros clientes un montón de consejos y todos los “lugares secretos” de la Costa Brava.

Hará unos 10 años que nuestro amigo Antoni, nos ofreció el Bell Repòs y, al verlo,....nos enamoramos de él.

El verdadero lujo se encuentra en la sencillez.

Es un hotel de los años 50, de los primeros que hubo en Platja d’Aro,... todavía conserva todo el encanto de la época,... en pleno centro y al lado de la playa. Rodeado por un jardín, con una gran palmera que le otorga un aire muy vintage,... un poco colonial incluso,...

Lo hemos ido renovando año tras año, de poco en poco, como las buenas cosas,... con mucha ilusión, trabajo, mucho cuidado y mucho amor,...

Sobretodo teniendo en cuenta no perder la esencia inicial del hotel, conservando siempre que fuera posible las piezas iniciales,...

Lo más importante para nosotros es no perder la sencillez, porque tenemos la creencia de que el verdadero lujo se encuentra en la sencillez.

Vive el momento Bell Repòs

El Bell Repòs tiene una magia especial y cuando más días estés en el hotel más la notarás! De alguna manera el tiempo aquí se ralentiza,... de verdad!

Lo podrás comprobar mientras disfrutes de una copa de cava o de tu cocktail favorito sentado tranquilamente en nuestro chill out al anochecer, a la luz de las velas, rodeado del agradable frescor del jardín,...

O cuando por la mañana para desayunar salgas a la terraza y mientras tomas un buen café oyes los pájaros como cantan, tranquilos y sin prisa… justo aquí, en el centro del pueblo!

En este preciso momento el hotel te habrá enganchado, te lo aseguro!... y esta sensación te acompañará para siempre!

Decoración y encanto mediterráneo.

Las habitaciones, renovadas, de línea sencilla y práctica son presentadas completamente en blanco y son muy claras, disponen de Wi-Fi gratis, televisor de pantalla plana y mininevera. Caja fuerte con suplemento. Los baños tiene artículos de aseo.

El hotel sirve un desayuno buffet libre con pasteles caseros y productos para personas con intolerancias o alergias bajo demanda.

Además, dispone de un restaurante que ofrece comidas ligeras, tapas y bocadillos.

Cuenta también con un pequeño gimnasio, una sala de televisión con biblioteca de libros en diferentes lenguas y juegos de mesa y un taller y garaje de bicicletas.

La terraza se divide en una zona para comer en el exterior y otra tipo chill out con sofás de ratán.

En recepción se ofrecen gratuitamente sombrillas y sillas de playa, y se alquilan bicicletas.